3 pasos para empezar a ser productivo

Es común llegar a la final del día y pensar, “yo estuve ocupado todo el día, pero ¿lo logré?”. Muchas veces se pasa todo el día haciendo múltiples actividades, pero puede llegar la noche y a pesar de estar ocupados, no se han logrado los objetivos más importantes que debimos alcanzar.

Por eso, es necesario que al comenzar cada día tengamos un plan para dejar de solo estar ocupados y volverse productivos, por eso se harán estas  tres recomendaciones que pueden hacerse para agarrar el impulso necesario de ser eficientes en las tareas que se tengan:

      1. Determinar lo que tiene la atención en este momento.

En primer lugar se debe admitir que siempre hay algo que mantiene más  su atención. En necesario preguntarse: “¿Qué es un día de trabajo típico?” ¿Cuánto tiempo de calidad tiene para el pensamiento profundo para desarrollar nuevas ideas? ¿Estás en un entorno altamente disruptivo?

Si usted hace a menudo múltiples tareas, considere hacer por cinco días el siguiente experimento. Dedica bloques más largos de tiempo a conseguir trabajos importantes Comience con el dedicar solo de 30 a 45 minutos cada día para concentrarse exclusivamente en esos proyectos más grandes y sacarlos adelante.

      2. Elimine el “debería” de su vocabulario.

Quedar atrapados en las cosas que “debería” hacer es una mentalidad negativa que sólo nubla su enfoque y que lo aleja de pensar en lo que estás logrando en el momento. Por supuesto que todos tenemos listas de cosas que “debería” hacer.  Si usted está luchando para tomar una decisión sobre lo que debe y no debe hacer, desglose los pasos que debe tomar y sopesa los pros y contras al centrarse en cada tarea específica.

Estas actividades se hacen que sea más fácil decidir si decir “sí” o “no”, sea cual sea la situación o pregunta. De cualquier manera, le ahorrará tiempo y hará que las tomas de decisiones se hagan más rápido.

      3. Eliminar las distracciones.

Eliminar del contexto cualquier tipo de distracción que haya, ya sea auditiva, visual y las que más afectan, distracciones mentales que no permiten enfocarnos en lo realmente importante.

Las distracciones visuales incluyen pilas de papeles o proyectos sin terminar, y las notas adhesivas, incluso en su computadora. Las distracciones auditivas son los sonidos en general, desactive golpes, alarmas, alertas de notificación, ventanas emergentes y sonidos que se pueden controlar.

Las distracciones e interrupciones pueden engañarnos en pensar que estamos siendo productivos, mientras que realmente estamos perdiendo el tiempo.

Es recomendable que no se trate de cambiar todo a la vez. Seleccione sólo una distracción auditiva o visual y elimínala. Se pueden dar estos pequeños cambios a la semana y ver qué pasa. Si sus resultados mejoran, continúe la reducción de las distracciones.

En última instancia concentrarse en alcanzar los objetivos más importantes para nosotros, nos hará más productivos realmente. Con un objetivo fuerte, un objetivo claro, finalmente se recomienda dedicar al día de 10 a 15 minutos de tiempo de concentración para analizar qué estamos haciendo y cómo lo estamos haciendo, así podemos hacer más y llegar mucho más lejos rápidamente.

Fuente de la imagen: publicdomainpictures.net

Sé el primero en comentar sobre "3 pasos para empezar a ser productivo"

Hacer un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*