Amistad entre padres e hijos. Mito o Realidad.

La amistad se define como la relación de afecto, confianza, simpatía, y afinidad entre personas que no son familia. Sin embargo, muy a menudo escuchamos en nuestro círculo de amistades decir “… mis hijos son mis amigos, mis panas…” etc.
Este ha sido un tema tratado por especialistas, generalmente, psicólogos, psiquiatras y pediatras, los cuales han concluido que los padres no son amigos de sus hijos, ya que ello conlleva a relajar la conducta de autoridad y respeto; si bien es cierto que entre los amigos hay respeto, entre esa amistad no hay autoridad ni niveles de exigencia por medio, sino igualdad. La relación entre padres e hijos debería tener algunos rasgos de la amistad pero no todos, los padres son los compañeros de sus hijos, pero no son sus iguales.
También juega un papel importante, la etapa de la vida del hijo, la amistad entre los 12 a 20 años de edad, adquiere otra significancia, la denominada complicidad de aventuras, en esas edades el amigo o amiga es cómplice, bien sea positivo o negativo.
La recomendación de los expertos es que los padres deben tener autoridad y disciplinar con alta comunicación y confianza en sus hijos, no confundir roles.
Y concluyen, que a quien uno más admira y le tiene confianza es a aquel que te hizo ver que para lograr algo hay que esforzarse, hay que luchar, esas son personas que marcan tu vida y es la labor de los padres

Sé el primero en comentar sobre "Amistad entre padres e hijos. Mito o Realidad."

Hacer un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*