Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/1/d470552016/htdocs/clickandbuilds/LaVozdelSur/wp-includes/post-template.php on line 284

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/1/d470552016/htdocs/clickandbuilds/LaVozdelSur/wp-includes/post-template.php on line 284

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/1/d470552016/htdocs/clickandbuilds/LaVozdelSur/wp-includes/post-template.php on line 284

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/1/d470552016/htdocs/clickandbuilds/LaVozdelSur/wp-includes/post-template.php on line 284

De historia, inconformidad y revocatorio

¿Cómo evitar que crezca el malestar y el rechazo popular a la gestión política del gobierno de Nicolás Maduro, heredero de Chávez, y sepulturero de la república civil?, eso es sencillamente imposible, como imposible es refrenar, el impulso y el deseo de cambio que anima al pueblo venezolano, por estos días de escasez, desabastecimiento, inflación, pero también de cinismo, improvisación, corrupción y maldad, cada día se fortalecen las convicciones de los ciudadanos y el reclamo democrático de turno, es el deseo de cambiar, de sustituir, de relevar del ejercicio de gobierno, a esa clase política perversa, que se ha enriquecido impunemente, al amparo de la destrucción moral y económica de la nación, la otrora república civil, la misma que construyeron los fundadores de la democracia moderna, esa que nos legaron Gallegos, Betancourt, Leoni, Caldera, Villalba, y otros que ocuparon consecutivamente  la Presidencia de la República de Venezuela, como Luis Herrera Campins, Jaime Lusinchi y Carlos Andrés Pérez, que ejerció el cargo en dos oportunidades, hasta que la felonía militar de unos bárbaros, secundados por un grupo de notables y resentidos políticos, decidieron apoyar inmoralmente un golpe de estado contra la república democrática de entonces (4 de febrero de 1.992), y que luego en 1.998, respaldaron las aspiraciones presidenciales de Hugo Chávez Frías, que había encabezado el golpe militar, y que posteriormente en el ejercicio obsesivo del poder político, se convertiría en el sepulturero de la República Democrática, que tanto dolor y tanta sangre costó a quiénes resistieron a Juan Vicente Gómez, el sátrapa tropical, después a sus continuadores, los generales López Contreras, y Medina Angarita, y finalmente a Gral Marcos Pérez Jiménez, el caudillo de Michelena, que oprimieron con ferocidad, torturas, asesinatos y carcelazos a las mujeres y los hombres de Venezuela durante casi todo el siglo XX, hasta que aquella madrugada del 23 de enero de 1.958, el pueblo indignado y cansado como en estos días, decide aquel día romper las amarras dictatoriales, saliendo a la calle, para exigir la salida del sátrapa militar, que había llenado cárceles y mazmorras de héroes civiles venezolanos, la mayoría de éllos, activistas del partido Acción Democrática, que durante años, sufrieron persecución, carcelazos, torturas y exilios recurrentes, tal como lo vemos en estos días.
Pues bien, aquellas luchas heroicas, llenas de entrega y sacrificios personales, libradas durante el S. XX venezolano, no fueron ni pueden ser inútiles, porque aquellos cruentos episodios del siglo pasado, no pueden despacharse a la ligera, porque no fueron sucesos fabulados por atorrantes y contadores de oficio que refiriéndose a vivencias propias de las correrías infantiles, las convierten en hechos legendarios y fabulosos, y que además, trastocando la historia republicana verdadera, convierten en hazañas militares, a crímenes horrendos cometidos al amparo de la oscuridad, contra civiles y militares que resguardaban familias e instalaciones presidenciales de la época, esos cuentos procaces que se comentan, no pasan de ser relatos crueles y vulgares, que con sorna, son dirigidos a un auditorio, previamente seleccionado, lleno de acólitos ignaros e improvisados, la mayoría, que aplauden a rabiar las ocurrencias del atorrante, que liquidó las realizaciones de la república y de los héroes civiles que nos gobernaron, y que hoy, después de pocos años siguen reuniéndose en Palacio, para celebrar los desaguisados de un improvisado heredero, carente de luces y de gracia, y de escasa formación cívica y moral, que convoca diariamente a los mismos aplaudidores a festejar la ruina de la república, y el deplorable estado en que vivimos la mayoría de los ciudadanos.
Tómese nota, tómese en cuenta, que aquel espíritu de lucha del 23 de enero de 1.958, no ha desaparecido, aún vive, sigue presente entre nosotros, ese espíritu irredento e inconforme, ha crecido en toda Venezuela y pronto recorrerá a Caracas, la capital de la extinta República civil, para honrar a los fundadores de la democracia, y para reclamar un cambio político urgente, que pasa por exigir la recolección del 20% de las firmas que se requieren para celebrar el Referéndum Revocatorio este año 2.016, y no el próximo, como quisieran los herederos de la barbarie política que hoy ejerce el poder, apelando al oprobio, la injusticia y la impunidad, ese espíritu vive en las grandes mayorías que marcharán el próximo 1 de septiembre, para exigir revocatorio y cambio, cambio ya.

 

Sé el primero en comentar sobre "De historia, inconformidad y revocatorio"

Hacer un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*