De la calle del medio a la autopista de la ciber-información

La dinámica informativa de los últimos tiempos ha obligado a la rápida evolución de los canales y mecanismos de difusión en atención a la demanda de quienes están ávidos de conocer lo que acontece a su alrededor o al más allá de sus fronteras.

En Venezuela, el fenómeno de las redes sociales y los portales especializados en llevar información se ha posicionado de forma acelerada, sumando cada vez más seguidores.

Los factores que han promovido este rápido ascenso, son diversos, pero en particular,  parte de los siguientes: el fácil acceso, pues cualquiera con un teléfono inteligente puede obtener datos, a cualquier hora y desde cualquier lugar.

La inmediatez o información en tiempo real: es otro particular que es apreciado por el público, que ante la opción de esperar la primera edición de su periódico en unas cuantas horas, se toma unos minutos en acceder desde cualquier dispositivo con conexión a internet.

De espectador a actor: la idea de compartir e intercambiar datos, siendo parte activa de la información, es un agregado que logra capturar  y seducir. Los medios digitales así como las redes sociales se han logrado elevar la participación del público a otro nivel, haciéndolos reporteros virtuales.

La fuente directa: Muchos son los voceros, líderes, artistas, dirigentes, entre otros, han dejado atrás las tradicionales conferencias de prensa, declaraciones que se dilataban horas para ser procesadas y finalmente dadas a conocer. Hoy en día, se divulgan importantes anuncios en 140 caracteres, algo que para muchos es 100% funcional y justo a la medida del vertiginoso ritmo de vida que mantienen las personas.

Las limitaciones para acceder a las fuentes oficiales así como el cuestionado equilibrio informativo en los medios tradicionales, han provocado el éxodo masivo hacia las redes sociales y portales digitales, que ante el volumen de datos, pueden una que otra vez dejar filtrar datos falsos, pero aún así, siguen siendo la primera opción para consultar ciertos hechos.

Los costos para acceder a la información también son valorados por los internautas, pues entre comprar un periódico a diario, y contar con un servicio de datos o conexión a internet, desde sus puestos de trabajo, o en sitios con acceso a WiFi, no lo pensarán 2 veces.

Y es oficial, estar leyendo estas líneas, confirma que eres de los millones que transitan a diario por la autopista de la información, una alternativa que sin duda optimiza el rendimiento de la sociedad, el llamado es pues, al uso responsable de estos medios y así garantizar su permanencia en el tiempo.

Sé el primero en comentar sobre "De la calle del medio a la autopista de la ciber-información"

Hacer un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*