El vómito de ballena vale oro

Una pareja de australianos que encontró una extraña y grasienta masa durante un paseo por la playa, se ha ganado una fortuna sin proponérselo.

León Wright y su esposa se llevaron a casa 14,75 kilogramos de ámbar gris, que es una sustancia que se encuentra en los intestinos de las ballenas cachalotes y que, luego de ser vomitada por esos animales, se utiliza en la fabricación de perfumes.

El ámbar gris que también es llamado oro flotante, es muy codiciado debido a su escasez y tiene un valor de hasta 20 dólares por gramo. El pedazo encontrado por la familia Wright en Australia podría llegar a valer unos 295.000 dólares.

Al principio, Wright y su esposa dejaron el inusual objeto en la playa donde lo habían encontrado. Sin embargo, veinte días después la pareja regresó a la playa de Streaky Bay y se topó con el ámbar gris en el mismo lugar. Presa de la curiosidad, la señora Wright persuadió a su marido de llevarse el material a casa.

A pesar de haber hecho búsquedas en la red, no lograron saber de que se trataba dicha sustancia, por lo que la pareja decidió ir con un biólogo marino local, Ken Jury. “Inmediatamente decidí que era ámbar gris, no podía ser nada más”, dijo Jury a la radio australiana ABC.

El ámbar gris también es conocido como el oro flotante por científicos y buscadores de tesoros que sueñan con tropezarse con la fortuna navegando en el mar.

Esta sustancia se trata de un excremento natural, expulsado del intestino de la ballena cachalote. Inicialmente es un material con olor fétido que flota en el océano. Pero años de radiación solar y al agua salada lo transforman en una roca compacta y lisa que posee una textura similar a la cera, que presenta un olor dulce y atrayente.

Fuente de la imagen: www.publicdomainpictures.net

Sé el primero en comentar sobre "El vómito de ballena vale oro"

Hacer un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*