Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/1/d470552016/htdocs/clickandbuilds/LaVozdelSur/wp-includes/post-template.php on line 284

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/1/d470552016/htdocs/clickandbuilds/LaVozdelSur/wp-includes/post-template.php on line 284

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/1/d470552016/htdocs/clickandbuilds/LaVozdelSur/wp-includes/post-template.php on line 284

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/1/d470552016/htdocs/clickandbuilds/LaVozdelSur/wp-includes/post-template.php on line 284

En revolución, el hambre avanza

Crece el descontento popular, la gente está desesperada, el hambre avanza, nada la detiene, a diario mueren niños y adultos mayores, por desnutrición aguda, pero los partes informativos de la guerra económica librada contra las capas sociales más desfavorecidas, y que son emitidos por los órganos oficiales de la administración pública, hoy militarizada, y sus politizados medios de comunicación social audiovisuales, no informan con puntualidad y veracidad, y le atribuyen las muertes ocurridas a causas orgánicas distintas a las reales, ni por casualidad anuncian, que la gente se está muriendo de hambre en las calles, en los callejones, y en los hospitales públicos, donde tampoco hay medicinas ni equipos médico-quirúrgicos para ayudar a los más urgidos de atención y de asistencia social.

¿En qué país vivimos, cuánto hemos perdido en términos de progreso y calidad de vida?, ¿dónde están las inversiones?, ¿dónde está el producto de la bonanza petrolera que se obtuvo entre 2.004 y 2.012?, ¿cómo puede un gobierno serio y responsable otorgarle a la “manu militari” la administración, distribución, venta y asignación de los alimentos en toda Venezuela, cuando a través de los últimos años, se ha probado suficientemente que han sido ineficientes en la administración del negocio alimentario, y se han visto involucrados en toda clase de escándalos vinculados a la producción, importación, almacenamiento, y distribución de bienes de consumo esenciales.

Francamente no creemos que la situación socio-económica vaya a cambiar en el corto, ni en el mediano plazo, sobretodo ahora cuando el régimen de gobierno madurista, se apoya férreamente en las bayonetas militares, que hoy apuntan hacia un pueblo moribundo, hambriento y desamparado, régimen de facto, que además cuenta con jueces, fiscales y policías dispuestos a legitimar las acciones represivas ordenadas, desde el alto gobierno, para detener las continúas protestas sociales callejeras que millares de ciudadanos, llevan a cabo, para reclamar alimentos, porque simplemente, nuestro pueblo tiene hambre.

Alguien dirá, y quizás no le falte razón, qué todo tiene un límite, qué la gente no aguanta más, qué el régimen debe corregir su política económica hambreadora, pero nada cambia, todos los días salimos a la calle, cargados de paciencia masoquista, y seguimos comprando lo poco que queda, para calmar el hambre, ¿me entendió?, es sólo para eso, para calmar el hambre y no morir de mengua, porque estamos lejos de alimentarnos apropiadamente, sabemos bien que no nos estamos alimentando bien, y que carecemos de las vitaminas suficientes para conservar efectivamente la salud, usted y yo sabemos, que estamos sobreviviendo.

No tenemos duda, ¿usted tiene dudas?, el deseo de cambio político, está en situación de plena actividad en el inconsciente colectivo, y mucho más, en el estado que hoy alcanza, la consciencia social, la gente está clara, está movilizada, ya no cree en guerras económicas imaginarias, la gente se está informando, se está comunicando, se está organizando y va a actuar, pueden ser días o semanas, mientras tanto el hambre avanza, es catalizador del cambio, no pasará mucho tiempo, en pocas semanas, el cambio estará a la vuelta de la esquina, organízate, participa y lucha, no te entregues, y vencerás.

Sé el primero en comentar sobre "En revolución, el hambre avanza"

Hacer un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*