La fiebre Pokemon que apenas comienza

Con más de 100 millones de descargas, desde su aparición en la App Store, el 5 de julio de este año, sin duda el juego de realidad virtual aumentada Pokemon Go, es ya el fenómeno mundial por el cual será recordado el 2016.

Vacaciones y Latinoamérica recién se adentra a las aventuras de este juego de Niantic Inc. y los Pokemon Co., una división de Nintendo. Cada vez son más personas que se dejan ver a paso errático por las calles, cabeza cabizbaja y ojos fundidos en las pantallas de su celular,

Es la fiebre Pokemon, desde la pantalla de de sus teléfonos inteligentes, todo esfuerzo será poco para alcanzar el nivel Maestro Pokemon, aspiración a que desconoce de edad, oficio, sexo o condición social.

Pero si eres de lo que aun no conoce diferencias entre un  Squirtle y un Zubat, acá despejaremos esas y otras dudas.

“Pokemon Go” es una aplicación gratuita como otras tantas conocidas, que se descarga gratuitamente en dispositivos móviles inteligentes con sistema iOS o Android actualizado.

La dinámica consiste en caminar por espacios diversos, desde la pantalla de tu móvil,  en busca de los famosos monstruos que saltaron de la televisión como caricaturas a los  videojuegos y tarjetas intercambiables de Pokemon.

Los jugadores arman su colección, hacen que sus Pokemon sean más poderosos y luchan contra otros entrenadores en gimnasios.

Por simple que parezca, lo que quizás ha resultado tan llamativo de este juego, es que invita al jugador a dejar el puff frente al televisor donde pasó interminables horas y se aventure a explorar el  mundo externo.

Un arma de doble filo quizás, pues el hecho de caminar distraído, con celular en manos, ha causado ya estragos en algunos países, que van desde el hurto de equipos hasta accidentes vehiculares.

Algunas curiosidades:

La aplicación comparte algunas pistas de localidades cercanas como “PokéStops”, locaciones donde se pueden encontrar gimnasios o bibliotecas, esto con el fin de promover el hábito de la actividad física y la lectura, obligando a los cazadores a salir.

La bibliotecas de Illinois por ejemplo, se conviertieron en “pokeparada” y registraron su mayor afluencia de público desde el año 2002

Sin embargo, los operadores del Museo Estatal de Auschwitz-Birkenau en Polonia pidieron que su sitio sea retirado del juego argumentando que jugar en el ex campo de concentración Nazi sería “irrespetuoso”.

El Museo Estadounidense Memorial de Holocausto y el Cementerio Nacional de Arlington le han pedido a los visitantes que se abstengan de jugar.

Un hombre llamado Louis Park capturó un Pokémon en la frontera que divide a Mosul y Teleskuf, una zona donde hay una guerra abierta contra el grupo terrorista ISIS.

Una chica, llamada Shayla Wiggens iba caminando en busca de un Pokémon cuando divisó un cádaver en el río Big Wind de Wyoming.

Un hombre atrapó un Pidgey mientras su mujer daba a luz.

El pasado 8 de julio unos padres californianos bautizaron a su hijo con el nombre de “Traumato”.

¿Y tú, ya atrapaste tu Pokemon?

Sé el primero en comentar sobre "La fiebre Pokemon que apenas comienza"

Hacer un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*