RAREZAS DEL MUNDO

No siempre conseguimos las cosas que estamos acostumbrados a ver, el mundo nos ha acostumbrado a sorprendernos con hechos, cosas, animales y situaciones que por fuera de lo común, nos hacen creer que estamos en un lugar desconocido.

Algunas de esas rarezas son las protagonistas de este artículo, teniendo claro que no son las únicas y si nos ponemos a enumerarlas, no terminaríamos tan fácilmente.

Medusa más larga que una ballena azul

La medusa Melena de León Artica (Cyanea capillata) que se encuentran en las aguas árticas, en las profundidades marinas es la medusa más grande que existe, e igualmente es el animal más largo del cual se tiene conocimiento, superando inclusive, a la ballena azul.

El ejemplar más largo conocido tenía un cuerpo de un diámetro de 2,3 m, y tentáculos que alcanzaban los 36,5 metros de longitud, y fue hallado varado en las costas de Massachusetts en 1870. Este es el animal más largo que se haya encontrado, más que la ballena azul. Sus tentáculos se cree que pueden llegar a alcanzar los 60 ó 70 m de longitud.

La picadura por los tentáculos de una medusa melena de león podría ser letal, ya que el veneno es inmediatamente absorbido por la piel. Comúnmente el veneno paraliza los músculos que permiten respirar, por lo que la víctima muere asfixiada.

El profundo agujero azul

Este enorme agujero se hunde súbitamente en el océano. Al mirarlo desde el aire, su denso color azul denota la presencia de una gran profundidad y una oscuridad impenetrable, sobretodo en contraste con el agua de su alrededor.

A pesar de eso, el lugar presenta un altísimo interés científico, ya que hasta el momento, se han descubierto en su interior decenas de fósiles de una antigüedad remota. Este enorme “agujero” se encuentra en las Bahamas.

Las Columnas del Canal de Lemaire

Este canal se convierte en un arquitecto natural gracias a sus corrientes que van cincelando el hielo dándole formas tan asombrosas.

El proceso es tan interesante como único. Los enormes fragmentos de glaciar que quedan “atrapados” en este canal son lentamente desintegrados por el incesable accionar de las corrientes. No obstante, las singulares formas adquiridas se dan por que el proceso tiene una matemática uniforme tras de sí. Según el oceanógrafo polar Mark Brandon, esto ocurre ya que el agua profunda, al estar más caliente que la hallada en la superficie, derrite el hielo a un ritmo más acelerado. Esta pérdida de masa lleva a que lentamente el fragmento de glaciar vaya saliendo uniformemente a flote, exponiendo de esta manera sus partes más altas a la superficie, donde el aire frío se encarga de mantener la forma de las mismas. Combinado con los cambios concéntricos de las corrientes del canal, se forman así los arcos y columnas uniformes que son generalmente avistadas con enorme asombro por los intrépidos viajeros que se animan a llegar hasta esta maravilla de la naturaleza.

La Cascada de Sangre

Entre las numerosas maravillas naturales presentes en la Antártida, se destaca la Cascada de Sangre, una fuente de agua salada y de un intenso color rojizo que emana ocasionalmente del glaciar Taylor, y que tiene todo el aspecto de una herida abierta en pleno corazón del Continente de Hielo. Pero el aspecto más sorprendente de la Cascada de Sangre es que en su interior alberga la posibilidad de explicar la presencia de vida extraterrestre en ambientes inhóspitos y carentes de oxígeno. Desde la década de 1960, los científicos saben que el color rojo que tiñe a la Cascada de Sangre proviene de la acumulación de óxido de hierro en las sales del glaciar, pero durante muchos años no se pudo determinar su procedencia.

Nieve de color rosa

Existe un lugar en las montañas de Colorado donde la nieve es color de rosa. Aunque el fenómeno se produce en otras montañas del mundo, aquí es tan frecuente que algunos lugareños la han probado y la llaman “watermelon snow” por su sabor a sandía.

Aunque durante años hay quien ha buscado explicaciones mágicas, la coloración de la nieve se debe a la presencia de un alga llamada “chlamydomonas nivalis”. Cada centímetro de nieve contiene millones de algas microscópicas, cuya concentración puede alcanzar una profundidad de hasta 25 centímetros.

Morning Glory

Cada primavera, la aparición en Australia de la Morning Glory, una nube tubular que parece una muralla de más de mil kilómetros de largo, convoca a un gran número de científicos y de turistas, atraídos por la posibilidad de presenciar de cerca un espectáculo único en el mundo y tratar de resolver el misterio de su origen.

La Morning Glory es una nube de forma tubular que se forma durante la primavera en la zona del golfo de Carpentaria, en el norte de Australia. Normalmente alcanza entre 1 a 2 kilómetros de altura, una extensión de mil kilómetros y una velocidad de desplazamiento de unos 60 kilómetros por hora. En la parte frontal de la nube, un fuerte movimiento vertical de aire crea un efecto rodante, en tanto que en el sector posterior el aire se vuelve turbulento.

La Morning Glory suele estar acompañada de intensas ráfagas de viento, grandes bolsones de aire de desplazamiento vertical y un notable aumento de presión en la superficie. Todas estas características la vuelven muy atrayente para los amantes de los deportes aéreos, que se apresuran a subir al cielo para disfrutar de esta increíble nube, especialmente con alas delta.

Esta nube también provoca una elevada inestabilidad atmosférica que culmina en fuertes tormentas y chaparrones en todo el golfo de Carpentaria. Los niveles de energía contenidos en la nube son enormes y equivalen a la potencia de varias bombas nucleares.

A pesar de haber sido estudiada extensamente, la formación de la nube Morning Glory todavía no se comprende del todo. Más allá de la complejidad detrás de la naturaleza de este fenómeno meteorológico, los científicos creen que una de las principales causas de su origen se debe a las brisas marinas que se producen por la particular forma de la península y el golfo de Carpentaria.

A gran escala, las nubes Morning Glory se relacionan con los sistemas frontales que atraviesan el centro de Australia, y los centros de alta presión ubicados al norte del país. Un elevado porcentaje de humedad suele ser el preaviso de la formación de una nube Morning Glory; esa humedad proporciona las cantidades de vapor necesarias para la formación de la nube, junto con la aparición de intensos vientos soplando desde el océano.

Si bien la Morning Glory es la más conocida y la más grande de las nubes tubulares, en contadas ocasiones también se han avistado en otros lugares del planeta, por ejemplo en el mar de Cortés, en México, y en la Isla Sable, en Canadá.

Remolinos de fuego

Un remolino de fuego, también conocido como tornado de fuego o fire whirl es un fenómeno raro en el cual, bajo ciertas condiciones atmosféricas, dependiendo de la temperatura del aire y las corrientes, el fuego adquiere la forma de un embudo, en una columna de aire en rotación orientada verticalmente.

Pueden llegar a tener desde 10 hasta 60 metros de altura y hasta 3 metros de ancho, pero sólo duran unos pocos minutos, aunque algunos pueden durar más tiempo si el viento es fuerte. Los remolinos de fuego ocurren frecuentemente durante incendios forestales, pero también han sido observados en incendios de combustibles, erupciones volcánicas y explosiones nucleares.

Arco iris de fuego

Se producen por una convergencia rara de los rayos del sol en algunas nubes que deben de tener una posición específica. Al reflejar la luz del sol, los cristales de hielo de estas nubes producen rayos visibles de diferentes espectros.

Lluvia de sangre

La imagen de una lluvia de sangre cayendo desde los cielos parece algo digno de una película de terror, pero la lluvia roja es un fenómeno meteorológico que ha sido verificado desde los antiguos tiempos del Imperio Romano. Pese al horror manifestado por quienes han sufrido la precipitación de gotas de color rojo, estas lluvias no están compuestas realmente de sangre.

La tonalidad rojiza que ocasionalmente toman las gotas de lluvia se debe al polvo o arena que es levantado por vientos de gran intensidad, que se elevan hasta mezclarse con las nubes de lluvia, para luego teñir las precipitaciones de rojo. El fenómeno de la lluvia roja es bastante frecuente en Europa, debido al polvo presente en las nubes que provienen de las tormentas de arena del Sahara.

Fuente de la imagen: www.meteorologiaenred.com

Sé el primero en comentar sobre "RAREZAS DEL MUNDO"

Hacer un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*