Salmonella en Venezuela, ¿Mito o Realidad?

Como si se tratara de una moda de temporada, cada día crece la ola de rumores y comentarios en las cada vez más frecuentes colas, pasillos y calles de cada rincón de Venezuela, sobre la “enfermedad de ahora”. Se trata en esta oportunidad de la salmonella.

Pero, ¿qué hay de cierto tras esta nueva matriz de opinión?, ¿vale la pena encender las alarmas o se trata de otro cuento de camino, con el que los venezolanos buscan un tema de conversación?.

En primer lugar, recordemos a qué se refieren los expertos de la salud cuando se hallan frente a un cuadro de salmonella: “se trata de un cuadro infeccioso intestinal, que se caracteriza por una severa diarrea, dolor abdominal, nauseas y fiebre”, asegura el médico internista e infectólogo, Julio Castro.

El docente del Instituto de Medicina Tropical de la Universidad Central de Venezuela (UCV) precisó que la salmonella es una bacteria que puede irrumpir en el organismo del ser humano por vía oral, cuando se ingieran alimentos o agua contaminados.

El desequilibrio en la cadena de distribución y comercialización de alimentos en frío, como es el caso del pollo en el país, ha desatado el temor entre la población que entre otras cosas, asegura que el reciente fallecimiento de Aníbal Chávez, alcalde del municipio Arvelo Torrealba de Barinas y hermano del expresidente Hugo Chávez,  se desencadenó por una Salmonelosis Bacteriana que se complicó.

“No puedes quitarle al pollo toda la salmonella que tiene; todos los elementos vivos tienen salmonella en su organismo pero no son patógenos. Entonces, la mala distribución de la cadena alimenticia puede producir que eventualmente algún elemento esté contaminado. La salmonella es parte de los seres vivos: pudiera adquirirse si por alguna razón se echó a perder la nevera, se va la luz, no fueron bien lavados los alimentos, cuando se come en la calle y eso está contaminado”, explicó el galeno.

El racionamiento del servicio de agua potable, es otra de las causas, a las que atribuyen la posible propagación de esta enfermedad. “Sin embargo, el color y la turbidez del agua no tienen nada que ver con la salmonella, porque esos son elementos físicos, arena, sedimentos mientras que las bacterias intestinales se presentan en otra forma, como la Escherichia coli”, aclaró Castro.

No obstante, el Ministerio del Poder Popular para la Salud de Venezuela, no ha emitido ningún boletín oficial sobre este particular.

Prevenir antes que lamentar

La organización mundial de la Salud (OSM), recomienda siempre tener en cuenta las prácticas básicas de higiene de los alimentos, entre ellas la cocción completa, para impedir la contaminación y posible contagio de salmonella

Algunos animales pueden transmitir la bacteria directamente a las personas, por ello es preciso supervisar atentamente el contacto entre lactantes y/o niños pequeños y mascotas como gatos, perros, tortugas, entre otros.

Evite ingerir la leche cruda y los productos elaborados con la misma. Beba sólo leche pasteurizada o hervida.

Evite consumir hielo a menos que esté hecho con agua potable.

Si el agua potable es de seguridad dudosa, hiérvala o, si no fuera posible, purifíquela con un desinfectante fiable de liberación lenta (habitualmente disponible en farmacias).

Lávese a fondo y frecuentemente las manos con jabón, en particular después de haber tenido contacto con mascotas o animales de granja o haber ido al baño.

Lave cuidadosamente las frutas y hortalizas, especialmente si las consume crudas. De ser posible, las hortalizas y las frutas se deberían pelar.

 

Sé el primero en comentar sobre "Salmonella en Venezuela, ¿Mito o Realidad?"

Hacer un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*